Wynter, Sylvia

11 de mayo de 1928

Sylvia Wynter nació en Cuba pero creció y se educó en Kingston, Jamaica. Una serie de becas la llevó a King's College, London University, así como a la Universidad de Madrid. Sus estudios culminaron con una licenciatura (con honores) en literatura española (con una especialización en inglés) y una maestría con una tesis sobre teatro español del Siglo de Oro.

Wynter pasó la siguiente década en Londres como escritor. Escribió guiones para el tercer programa de la BBC, así como una novela, Las colinas de Hebrón, publicado en 1962. En 1963 Wynter regresó a la entonces recién independizada Jamaica y se unió a la facultad de la Universidad de las Indias Occidentales (UWI). Mientras enseñaba en UWI en Mona, ayudó a establecer Jamaica Journal, una de las principales revistas anglo-telefónicas del pensamiento intelectual caribeño. Durante este tiempo también escribió varias obras de teatro, incluyendo Maskarade e 1865: Balada de una rebelión, que fueron dirigidos por Lloyd Reckord. En el contexto del fermento intelectual poscolonial de la isla, Wynter escribió "Debemos aprender a sentarnos juntos y hablar sobre una pequeña cultura: reflexiones sobre la literatura y la crítica de las Indias Occidentales", un ensayo que sentó las bases para su replanteamiento del sistema de creencias de raza.

Casualmente, en el momento en que comenzó a explorar la pregunta teórica planteada por Elsa Goveia en "El marco social" (1970) sobre el por qué de la premisa de la inferioridad negra y de la superioridad blanca, había comenzado a surgir un orden paralelo de cuestionamientos intelectuales. surgieron en los Estados Unidos para acompañar el movimiento de derechos civiles de finales de los años cincuenta y sesenta. En el contexto de la convocatoria de estudios negros, Wynter fue invitado a enseñar en la Universidad de California en San Diego (UCSD). En UCSD, Wynter fue designado para enseñar y desarrollar aún más un nuevo programa interdisciplinario, Literatura y Sociedad en el Tercer Mundo. Tres años más tarde, en la Universidad de Stanford, Wynter fue nombrado presidente del Programa de Estudios Africanos y Afroamericanos (AAAS) y profesor en el Departamento de Español y Portugués. Se desempeñó como presidenta del programa AAAS hasta 1950 y continuó enseñando en Stanford hasta su jubilación como profesora emérita en junio de 1960.

Después de llegar a los Estados Unidos en la década de 1970, Wynter escribió una serie de ensayos importantes en los que presentó una teoría unificada de la cultura capaz de explicar tanto el ascenso de Occidente en el siglo XV como el precio que pagaron los pueblos indígenas de América y la población negra esclavizada pagaría la expansión global y los avances tecnocientíficos de Occidente. Al cuestionar lo que ella definió como nuestro Biocéntrico (como una reformulación del feudal teocéntrico ) concepción del ser humano, Wynter abrió un camino para la elaboración de una nueva ciencia de lo humano, capaz de explicar, afirma, el "rompecabezas de la experiencia consciente" (Chalmers, 1995).

Wynter argumentó que la cuestión de raza, que se había convertido en un principio organizador del estatus global, sólo podía entenderse dentro de los términos del fundamento religioso-cultural originalmente judeocristiano del que surgió. A raíz de los viajes de los portugueses a tierras recién descubiertas en África y de Cristóbal Colón a las Américas, junto con el surgimiento de las ciencias naturales en el siglo XVI, Occidente se convertiría en la primera cultura en secularizar (es decir, " dios, "dessobrenaturalizar) su orden de conocimiento. En lugar de la anterior identidad del cristiano ordenada sobrenaturalmente, se instituyó una concepción cada vez más biológica (y con la revolución darwiniana del siglo XIX, puramente) del humano, el "hombre". En otras palabras, la cuestión de los laicos y el clero que estructuraba el orden feudal se había transformado en la cuestión de los blancos y negros (así como los del hombre y los nativos). Al mismo tiempo, el sistema de creencias de la casta espiritual, al que se había expresado el problema anterior, se transformó en el sistema de creencias moderno de raza, en efecto, de casta biológica.

Wynter planteó la hipótesis de que todos los seres humanos deben conocer necesariamente su realidad social en términos adaptativamente ventajosos, capaces de asegurar la realización de su modo o modo específico. género de ser humano, o de sociogenia (Fanon, 1967), así como de la reproducción del orden social específico, que es la condición indispensable de existencia de cada género. Sobre la base de la redefinición de Fanon del ser humano como híbrido filogenia (la evolución o desarrollo de un tipo o tipo de animal o planta) y ontogenia (el desarrollo de un organismo individual) por un lado, y sociogenia por el otro (en Occidente). términos, un modo de ser naturaleza / cultura), Wynter propuso la idea del principio o código sociogénico como clave explicativa, tanto para "el rompecabezas de la experiencia consciente" (Chalmers, 1995) como para las leyes que gobiernan los comportamientos humanos. Lo hace en el contexto de la propuesta de 1946 de Aimé Césaire para una "ciencia de la Palabra" (Césaire, 1982, pp. 24-25), como una ciencia del ser humano capaz de completar lo que Césaire define como los "medio muertos de hambre". naturaleza de las ciencias naturales, que a pesar de todos sus logros tecnológicos aún no han presentado una descripción científica de la realidad de lo que es ser humano, es decir, híbrido orgánico / metaorgánico, genético. e palabra.

Véase también Fanon, Frantz; Goveia, Elsa V .; Raza, teorías científicas de; Escritoras del Caribe

Bibliografía

"La ceremonia debe encontrarse: después del humanismo". En Sobre el humanismo y la universidad: el discurso del humanismo. Edición especial de Límite II: Revista de literatura posmoderna 12, no. 3 y 13, no. 1 (primavera / otoño, 1984).

Cesaire, Aimé. "Poesía y conocimiento". Traducido por A. James Arnold. Azufre 5 (1982): 17 – 32.

Chalmers, David. "Los rompecabezas de la experiencia consciente". Scientific American (Diciembre de 1995): 80–87.

Eudell, Demetrius y Carolyn Allen, ed. Sylvia Wynter: una transculturalista que repensa la modernidad. Edición especial de Revista de literatura antillana 10 (noviembre de 2001).

Fanon, Frantz. Piel negra, máscaras blancas. Nueva York: Grove Press, 1967.

Goveia, Elsa. "El Marco Social". Savacou 2 (septiembre 1970): 7 – 15.

Wynter, Sylvia. "No nos llamen negros": cómo los libros de texto multiculturales perpetúan el racismo. San Francisco: Aspire, 1992.

Wynter, Sylvia. "1492: Una nueva visión del mundo". En Raza, discurso y origen de las Américas: una nueva visión del mundo, editado por Vera L. Hyatt y Rex Nettleford. Washington, DC: Smithsonian Institution Press, 1995.

Wynter, Sylvia. "¿Es el 'desarrollo' un concepto puramente empírico o también teleológico? Una perspectiva de 'Nosotros-los-subdesarrollados'". Las perspectivas de recuperación y desarrollo sostenible en África, editado por AY Yansane, West-port, Connecticut: Greenwood, 1996.

Wynter, Sylvia. "¿'Mutilación genital' o 'nacimiento simbólico?' Circuncisión femenina, orígenes perdidos y aculturalismo del pensamiento feminista / occidental ". Coloquio: unir sociedad, cultura y derecho: el problema de la circuncisión femenina. Revisión de la ley de casos occidentales 47 (Invierno 1997): 501–552.

Wynter, Sylvia. "África, Occidente y la analogía de la cultura: el texto cinematográfico después del hombre". En Narrativas simbólicas / Cine africano: público, teoría e imagen en movimiento, editado por June Givanni. Londres: British Film Institute, 2000.

Wynter, Sylvia. "Hacia el principio sociogénico: fanon, identidad, el rompecabezas de la experiencia consciente y lo que es ser 'negro'". Identidades nacionales y cambios sociopolíticos en América Latina, editado por Mercedes F. Dúran-Cogan y Antonio Gómez-Moriana. Nueva York: Routledge, 2001.

demetrius l. eudell (2005)