Werner Michael Blumenthal

Un refugiado de la Segunda Guerra Mundial, Werner Michael Blumenthal (nacido en 1926) utilizó sus habilidades académicas y comerciales para alcanzar los niveles más altos del gobierno, la industria y la banca estadounidenses.

W. Michael Blumenthal, uno de los dos hijos de Ewald y Rose Valerie Market Blumenthal, nació el 3 de enero de 1926 en Oranienburg, Alemania, un suburbio de Berlín. Su padre era dueño de una tienda de ropa para mujeres que fue confiscada por los nazis en 1938. Después de vender todas sus posesiones para asegurar la liberación de Ewald de un campo de concentración, los Blumenthal huyeron de Alemania a Shanghai, donde se unieron a muchos otros refugiados judíos alemanes.

Michael y su familia sobrevivieron a duras condiciones de guerra, incluido el internamiento de los japoneses. Aprendió varios idiomas, asistió a la escuela y trabajó en un almacén en Shanghai. Él y su hermana llegaron como refugiados a San Francisco en 1947. Blumenthal trabajó a tiempo parcial mientras asistía a la universidad. En 1951 recibió una licenciatura en Ciencias de la Universidad de California en Berkeley, con especialización en economía internacional. Miembro de Phi Beta Kappa, fue aceptado en la prestigiosa Escuela de Asuntos Públicos Woodrow Wilson de Princeton, donde obtuvo los títulos de Maestría en Artes y Maestría en Asuntos Públicos en 1953. Recibió su título de Doctor en Filosofía en 1956 mientras enseñaba economía en Princeton .

Blumenthal, que se convirtió en ciudadano naturalizado en 1952, también fue miembro del Consejo de Investigación Social, investigador asociado de la sección de relaciones laborales del Departamento de Economía de Princeton y árbitro laboral de Nueva Jersey. En 1957, por consejo de un hombre de negocios que conoció en un viaje, Blumenthal cambió abruptamente de la vida académica a la carrera empresarial. Aceptó un puesto como vicepresidente y director de Crown Cork International Corporation, un fabricante de botellas ubicado en Jersey City, Nueva Jersey. Pero su nueva carrera, aplicando teorías académicas a la toma práctica de decisiones diarias, solo duró cuatro años.

A través de una conexión con Princeton, Blumenthal aceptó el puesto del gobierno federal como subsecretario adjunto de estado para asuntos económicos en abril de 1961, bajo el mandato del presidente John F. Kennedy. Blumenthal trabajó en la Alianza para el Progreso de Kennedy, en temas de comercio de productos básicos y aranceles, aportando su conocimiento académico y experiencia práctica a las mesas de negociación. En 1963 se le otorgó el rango de embajador y fue representante especial adjunto de Estados Unidos para la negociación comercial. De 1963 a 1967 fue presidente y negociador jefe de la delegación de Estados Unidos en la conferencia de Ginebra del tratado GATT (Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio) entre 52 naciones.

Tras este éxito, regresó al mundo empresarial, donde permaneció durante casi diez años. Se unió a Bendix Corporation, primero en sus oficinas de Nueva York como presidente y director. En 1972 se convirtió en presidente y director ejecutivo de la empresa matriz, un conglomerado con 86,000 empleados con sede en Southfield, Michigan. Durante su mandato, las ventas se duplicaron a casi $ 3 mil millones y Bendix fue calificada como una de las corporaciones mejor administradas de Estados Unidos.

Blumenthal apoyó la exitosa candidatura presidencial de Jimmy Carter en 1976 contra Gerald Ford, y se le pidió que se uniera al gabinete de Carter. El 20 de enero de 1977, 30 años después de llegar a los Estados Unidos como refugiado, Blumenthal fue confirmado por unanimidad por el Senado, convirtiéndose en el 64º secretario del Tesoro de la nación.

Como secretario del Tesoro, Blumenthal fue responsable de guiar la política fiscal nacional; estaba a cargo de la recaudación, gestión y gasto de los ingresos públicos. También apoyó plenamente la promesa del presidente Carter de ayudar a la ciudad de Nueva York durante su crisis fiscal. Al mismo tiempo, principalmente debido a eventos internacionales, el dólar estadounidense había disminuido drásticamente y la inflación interna estaba aumentando rápidamente. Dado que la política monetaria nacional no estaba bajo su control, Blumenthal operó su departamento en condiciones cada vez más difíciles.

En el otoño de 1979, el presidente Carter, decidido a ejercer más control sobre la economía de la nación, reemplazó a Blumenthal con William Miller y nombró a Paul Volcker presidente de la Junta de la Reserva Federal. Blumenthal regresó a la industria privada como director de Burroughs Corporations en Detroit, Michigan, y se convirtió en su presidente y director ejecutivo en 1981. El fabricante de sistemas informáticos y productos de oficina de apoyo tuvo ventas de $ 4.39 mil millones y 64,000 empleados en 1985. El objetivo de Blumenthal iba a convertir a Burroughs en el segundo fabricante de computadoras más grande (después de IBM), convirtiéndose en una compañía de $ 20 mil millones en 1993. Para lograr esto, fusionó Burroughs con Sperry Corporation en 1986, creando el tercer productor de computadoras más grande del país. Sperry, con 4.91 millones de dólares en ventas y 73,447 empleados, tenía divisiones de contratos de defensa, gubernamentales y aeroespaciales, informática y maquinaria agrícola. Sin embargo, la empresa recién fusionada, ahora denominada Unisys Corporation, con sede en Blue Bell, Pensilvania, tuvo dificultades financieras a partir de 1989.

Bajo la dirección de Blumenthal, Unisys redujo los gastos generales y compró computadoras de escritorio y compañías de comunicaciones de datos; mientras que las ventas alcanzaron los $ 10 mil millones, la deuda también aumentó. El mercado de las computadoras mainframe de Unisys cayó. Los clientes de las computadoras Sperry y Burroughs cambiaron a versiones más pequeñas y menos costosas. Los negocios en el extranjero sufrieron la devaluación del dólar. Entre agosto de 1989 y octubre de 1990, la condición de Unisys empeoró; a pesar de las drásticas medidas de reducción de costos, sus acciones perdieron más del 80 por ciento de su valor para los accionistas.

En abril de 1990, Blumenthal se retiró del cargo de director ejecutivo y el 1 de noviembre dimitió como presidente de la junta y director. Sin embargo, también comenzó un nuevo capítulo en su vida en abril de 1990, cuando se convirtió en socio comanditario del banco de inversión Lazard Freres Co. de Nueva York. Más tarde aceptó el cargo de copresidente de un grupo de coordinación internacional del banco y fue enviado a trabajar a París, Francia.

La filosofía personal de Blumenthal reflejó sus experiencias en Estados Unidos. Creía que Estados Unidos ofrece oportunidades ilimitadas y que las personas son aceptadas por lo que pueden hacer y no son juzgadas por sus antecedentes. A veces descrito como brusco y distante, Blumenthal a menudo era responsable de eliminar trabajos y cerrar plantas que no eran rentables, decisiones que le resultaban difíciles de tomar. Espera un período de innovación social y económica que ayude a eliminar el déficit nacional y resolver los problemas sociales.

Desde su matrimonio en 1951 con la ex Margaret Polley, Blumenthal tuvo tres hijas. Fue bautizado como presbiteriano en la década de 1950. Sus pasatiempos incluían el tenis y el esquí. Se desempeñó como director de la Equitable Life Assurance Society de los Estados Unidos, el Consejo de Relaciones Exteriores, la Bolsa de Valores de Nueva York y Tenneco Inc. Se desempeña como presidente del Fondo de Inversiones de Rusia de EE. UU. Y está escribiendo un libro sobre la historia de Rusia. .

Otras lecturas

W. Michael Blumenthal ha sido incluido en Quién es quién en América desde 1970. Una buena descripción personal es la Forbes 28 de mayo de 1990, artículo de Jerry Flint, "Master of the Game". Su carrera con Unisys se detalla en un BusinessWeek artículo del 29 de agosto de 1989 por Joseph Weber, "Este es apenas el punto de inflexión que Unisys tenía en mente", y en un Computerworld 29 de octubre de 1990, artículo, "Las pérdidas obligan a más recortes de Unisys". Ver también BusinessWeek (14 de abril de 1989; 8 de julio de 1996), Detroit News (26 de enero de 1990; 26 de octubre de 1990). □