Tupi

Tupi, un tronco lingüístico compuesto por siete ramas lingüísticas distintas, entre las cuales la familia tupi-guaraní es, con mucho, la más extendida. Los hablantes de tupí fueron los principales habitantes indígenas del Brasil colonial temprano, ocupando gran parte de la costa entre el Río de la Plata y la desembocadura del Amazonas. Si bien la literatura temprana señaló la unidad cultural y lingüística de estos pueblos, también enfatizó sus relaciones políticas fragmentadas, retratando al Brasil indígena como un mosaico de alianzas y animosidades cambiantes. Dentro de este contexto surgieron denominaciones étnicas específicas, y las fuentes coloniales dividieron a los tupi costeros en diversos subgrupos, incluidos los tupinikin, tupinambá, tememinó, tupiná, amoipira, caeté, potiguar y tobajara.

Aunque estas aglomeraciones tribales más grandes surgieron claramente en el contexto de la guerra, la aldea agraria semisedentaria siguió siendo la unidad básica de la organización social y política tupi. Compuesto de cuatro a ocho comunales malocas (albergues), las aldeas tupi del siglo XVI variaban mucho en tamaño y población, desde alrededor de 100 hasta más de 1,000 habitantes. El agotamiento del suelo, la creciente escasez de caza o pescado, el fraccionalismo político o el surgimiento de un nuevo líder carismático contribuyeron a la constante fragmentación y posterior regeneración de las aldeas.

Cada aldea tenía un jefe, a menudo el fundador de la comunidad, cuyo prestigio descansaba en las habilidades oratorias y la destreza como guerrero, pero cuya autoridad se limitaba principalmente a la esfera militar. Los chamanes también ejercían una autoridad considerable en la vida diaria, mientras que la presencia ocasional de profetas errantes también desempeñaba un papel importante en los asuntos espirituales tupi-guaraníes. La guerra, motivada por constantes venganzas entre facciones indígenas, fue un elemento central en la sociedad y la historia tupi. El objetivo principal era obtener prisioneros para vengar los errores pasados, ya que los cautivos enemigos eran sacrificados y posteriormente comidos en una elaborada ceremonia ritual.

Durante el siglo XVI, los tupi costeros se enfrentaron a una serie de nuevos desafíos que finalmente los llevaron a su derrota y casi a la extinción. La conquista portuguesa, inicialmente llevada a cabo a través del intrincado mecanismo de las relaciones entre tribus, finalmente encontró aliados más efectivos en la tríada fatal de enfermedad, esclavitud y confinamiento en misiones. Sin embargo, incluso enfrentando obstáculos tan formidables, los pueblos tupi se adentraron en su pasado y desarrollaron nuevas formas de resistencia. Los grupos locales unieron fuerzas guerreras para formar "confederaciones", los líderes tradicionales organizaron levantamientos violentos contra colonos y misioneros jesuitas, y los líderes mesiánicos inspiraron migraciones en retirada de áreas de influencia portuguesa. No obstante, los efectos combinados de la opresión colonial, las enfermedades epidémicas y la migración dieron como resultado la despoblación de la costa en la primera mitad del siglo XVII. Mientras que algunos grupos pequeños permanecen en la costa, varias sociedades Tupi continúan floreciendo hasta el día de hoy en el centro de Brasil y el Amazonas.

A pesar del declive relativamente rápido de las poblaciones costeras de Tupi, su impacto en la formación de la sociedad y la cultura brasileñas fue grande. Las poblaciones campesinas de todo Brasil, en muchos casos resultado del mestizaje tupi-portugués, preservaron las técnicas agrícolas y los cultivos indígenas junto con las costumbres y creencias populares. En el siglo XIX, la literatura y el arte románticos y naturalistas adoptaron los símbolos tupi, mientras que nacionalistas como Couto de Magalhães y el emperador Dom Pedro II promovieron activamente el uso de nhengatú (Tupi vulgar) como lengua nacional. En el siglo XX, la generación modernista de 1922 evocó el pasado tupí, particularmente en el uso creativo del canibalismo como metáfora de la cultura brasileña.