Sótano, playa elizabeth

La bioquímica estadounidense Elizabeth Beach Keller (1918-1997) es mejor conocida por sus descubrimientos sobre la formación de proteínas, en particular el modelo de "hoja de trébol" de transferencia de ARN (ácido ribonucleico). El modelo de Keller ilustra cómo el ARN de transferencia proporciona las direcciones para que la información genética dentro del ADN forme proteínas. Para ayudar a sus colegas científicos, el modelo de "hoja de trébol" de Keller todavía se usaba en los libros de texto en el siglo XXI.

La futura bioquímica nació Elizabeth Waterbury Beach el 28 de diciembre de 1918, en Diongloh, en la provincia china de Fujian. Los padres de Keller eran misioneros de la congregación y ella era su hija menor. Al regresar a los Estados Unidos cuando era niña, Keller recibió su educación formal allí. Después de estudiar durante varios semestres en Oberlin College en Oberlin, Ohio, recibió su licenciatura en ciencias de la Universidad de Chicago en 1940. Al año siguiente se casó con Geoffrey Keller, pero el matrimonio terminó en divorcio. Cinco años después de graduarse, Keller obtuvo su maestría en la Universidad George Washington en Washington, DC, y en 1948 recibió su doctorado en bioquímica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Cornell en la ciudad de Nueva York. Después de obtener su doctorado, Keller trabajó como profesora asistente en la Facultad de Medicina de 1946 a 1948. De 1948 a 1949 se desempeñó como miembro de la Comisión de Energía Atómica en la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Ohio en Columbus.

Ocupó cargos en instituciones educativas

Después de su beca en Ohio State, Keller dedicó gran parte de las siguientes décadas a la investigación y la enseñanza. Después de enseñar en el Huntington Memorial Laboratory del Massachusetts General Hospital de 1948 a 1950, fue becaria residente en la Universidad de Harvard de 1950 a 1952 e investigadora asociada en la universidad de 1952 a 1958. De 1958 a 1960, Keller fue becaria residente y miembro especial del Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos, y de 1960 a 1962 se desempeñó como investigadora asociada en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), ubicado cerca de Harvard en Cambridge. Tanto en la Universidad de Harvard como en el MIT, el enfoque de la investigación de Keller fue la síntesis de proteínas.

Trabajé con holley en cornell

En 1965, el futuro bioquímico ganador del Premio Nobel Robert W. Holley le pidió a Keller que se uniera a su equipo de investigación bioquímica en la Universidad de Cornell en Ithaca, Nueva York. Como miembro del equipo de Holley, participó en un estudio de la estructura del ARN de transferencia. El ARN de transferencia son pequeñas moléculas de ARN que contienen de 75 a 95 nucleótidos. Las células individuales contienen muchas moléculas de ARN de transferencia diferentes. La mayoría de estas moléculas actúan como portadoras de aminoácidos y participan en la síntesis de proteínas.

Holley, quien obtuvo su Ph.D. en química orgánica en la Universidad de Cornell en 1948, comenzó a investigar varias preguntas de acertijos bioquímicos cuando aún era estudiante en la universidad. En 1960, junto con otros investigadores, pudo demostrar que los ARN de transferencia están involucrados en el ensamblaje de aminoácidos en proteínas. Holley y su equipo de investigación idearon técnicas que podrían separar los diferentes ARN de transferencia de la mezcla molecular total de la célula. En 1965, había determinado la composición del ARN de transferencia que incorpora el aminoácido alanina en moléculas de proteína. Lo hizo digiriendo la molécula con enzimas, identificando las piezas y luego averiguando cómo encajaban. Era la primera vez que se determinaba la secuencia de nucleótidos en un ácido nucleico.

En Cornell, Keller ayudó a Holley y su equipo a basarse en investigaciones previas sobre la bioquímica de la genética. Ella investigó la estructura de diferentes ácidos nucleicos y cómo estas diversas estructuras afectaban la formación de proteínas. Durante este período, como parte del equipo de investigación de Holley, desarrolló su conocido modelo de transferencia de ARN en forma de hoja de trébol. Keller representó un arreglo muy complejo utilizando los materiales más simples: papel, velcro y limpiapipas. Con estos materiales, diseñó modelos de 77 subunidades de una forma de transferencia de ARN. Según algunos relatos, Keller incluyó un boceto de su modelo de hoja de trébol dentro de una tarjeta de Navidad que envió a Holley.

Keller creía que la forma de hoja de trébol era la mejor manera de revelar cómo la transferencia de ARN ayuda a controlar la información genética dentro del ADN para que se traduzca en síntesis de proteínas. La función específica del ARN de transferencia es encontrar y transportar los aminoácidos apropiados que se unirán para formar proteínas. Su modelo describió esto con éxito, y rápidamente se volvió útil para otros científicos para determinar e ilustrar cómo se fabrican las proteínas dentro de las células. Según lo citado por el New York Times Joseph Calvo, colega de la Universidad de Cornell, comentó: "Su trabajo era como sacar el motor de un automóvil para ver cómo funciona. Si funciona fuera del automóvil, ya sabes algo".

Las contribuciones de Keller al equipo de Holley fueron una parte integral de un esfuerzo enorme y continuo para revelar los secretos del código genético. Ella proporcionó información sobre la cual otros científicos podrían construir. Sin embargo, debido a que Keller solía trabajar entre bastidores, su nombre no es muy conocido fuera de su campo. Como comentó Calvo, "Cualquiera en el campo sabría ese diseño [de hoja de trébol] hoy, pero no conocería a Betty ... [ella] descubrió una manera de producir proteínas fuera de la célula para que pudieran ser estudiadas".

El modelo de la hoja de trébol fue publicado por Holley como parte de un trabajo más amplio que detallaba el código genético del ADN. Ese extenso trabajo le valdría a Holley el Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 1968, que compartió con Marshall Warren Nirenberg y Har Gobind Khorana. En conjunto, la investigación de estos científicos ayudó a explicar cómo el código genético controla la síntesis de proteínas. Al otorgar el premio, la Academia Sueca de Ciencias señaló, como se cita en el Sitio web del Premio Nobel: "La interpretación del código genético y la elucidación de su función son los aspectos más destacados de la evolución explosiva de la biología molecular de los últimos 20 años, que ha llevado a comprender los detalles del mecanismo de la herencia". En reconocimiento a su contribución a sus esfuerzos, Holley compartió parte del dinero del Premio Nobel con Keller.

Carrera posterior

Después de su trabajo con Holley, Keller se centró en los genes que causan cáncer. Después de jubilarse en 1988, fue nombrada profesora emérita de bioquímica y biología celular y molecular en la Universidad de Cornell. Permaneció en la institución, realizando investigaciones en biología molecular, hasta poco antes de su muerte a los 79 años por leucemia aguda el 20 de diciembre de 1997. A Keller le sobrevivieron su segundo esposo, el Dr. Leonard Spector, con quien se casó en 1984, y hermanas Frances B. Bingham de New Haven, Connecticut, y Sandy Socolar, de la ciudad de Nueva York.

Libros

Hombres y mujeres estadounidenses de ciencia, 20a edición, RR Bowker, 1998.

Mujeres científicas notables, Grupo Gale, 2000.

Publicaciones periódicas

New York Times, Diciembre 28, 1997.

Revista de la Universidad de Chicago, Abril, xnumx.

En Línea

"Premio Nobel de Fisiología o Medicina", Sitio web del Premio Nobel,http://nobelprize.org/medicine/laureates/1968/press.html (Enero 15, 2005).