Shridath surendranath ramphal

Shridath Surendranath Ramphal (nacido en 1928), abogado, político y funcionario internacional de Guyana, fue el secretario general de la Commonwealth de Guyana. Arquitecto de la integración regional en el Caribe, ayudó a aumentar el papel de Guyana en los asuntos mundiales.

Shridath S. Ramphal, "Sonny", como se le conocía ampliamente, nació el 3 de octubre de 1928 en Nueva Amsterdam, Guayana Británica. Sus antepasados ​​fueron indios que llegaron allí en la década de 1880. El mayor de cinco hermanos, su padre, James I. Ramphal, fue un maestro de escuela presbiteriano y pionero de la educación secundaria en Guayana. Más tarde se convirtió en el primer guyanés en ser nombrado para un cargo gubernamental de alto nivel cuando fue nombrado comisionado del Departamento de Trabajo poco después del estallido de la Segunda Guerra Mundial.

Ramphal asistió a una escuela privada fundada por su padre en la ciudad capital, Georgetown. También fue educado en el Instituto de Educación Moderna, que también estaba dirigido por su padre. Durante esos primeros años, su padre tuvo una profunda influencia en su vida, y Ramphal escribió que la "creencia apasionada de su padre en la bondad básica de todos los hombres" le causó una profunda impresión. Completó su educación secundaria en Queen's College, una escuela gubernamental en Georgetown.

En 1947 comenzó su formación jurídica en King's College, Londres, y fue llamado a la barra de Gray's Inn en 1951. Como alumno en las cámaras, trabajó con un distinguido abogado y político, Dingle Foot, quien en ese momento era presidente de el Partido Liberal. Continuó sus estudios para obtener una maestría en derecho y trabajó a tiempo parcial en la Sección Legal de la Oficina Colonial para mantenerse.

Regresó a la Guayana Británica en 1953 y se desempeñó como abogado de la corona en la Oficina del Fiscal General. Fue durante este período que se interesó por el derecho constitucional y comenzó su apoyo entusiasta a la creación de una federación antillana. Sin embargo, los siguientes cinco años fueron infelices, principalmente debido a las serias diferencias ideológicas entre él y el líder del Partido Progresista del Pueblo Marxista, Cheddi Jagan. En 1958 se incorporó al gobierno federal de las Indias Occidentales como delineante jurídico. Al año siguiente fue nombrado procurador general y en 1961 se convirtió en asistente del fiscal general. Sin embargo, la federación duró poco y después de un referéndum en Jamaica se disolvió.

Ramphal luego fue a la Facultad de Derecho de Harvard durante un año como becario Guggenheim. Regresó a Kingston, Jamaica, en 1962 y entró en la práctica privada. En 1965, mientras todavía estaba en Kingston, fue invitado por Forbes Burnham, el primer ministro de la Guayana Británica, a regresar a casa y convertirse en el fiscal general del país y comenzar a redactar la constitución de independencia de Guyana. Este fue el comienzo de sus diez años en la política nacional.

En 1967, un año después de la independencia de Guyana, Ramphal fue nombrado ministro de Estado de Relaciones Exteriores. En 1972 se convirtió en ministro de Relaciones Exteriores, y un año después asumió la cartera de ministro de Justicia. Jugó un papel decisivo en la configuración de la política exterior de Guyana, que se basa en el principio de no alineación, y en el establecimiento de su servicio exterior. Participó activamente en la política caribeña y en las principales organizaciones internacionales de las que Guyana es miembro: las Naciones Unidas, el Commonwealth, el Grupo de los 77 y el Movimiento de Países No Alineados. También fortaleció las relaciones entre los países del Caribe y los de América Latina. Fue un portavoz clave para los países en desarrollo de África, el Caribe y el Pacífico en las negociaciones con la Comunidad Europea que dieron lugar al Convenio de Lomé de 1975.

En la reunión de jefes de gobierno de la Commonwealth en Kingston, Jamaica, en 1975, Ramphal fue nombrado por unanimidad segundo secretario general de la Commonwealth, el primero del Tercer Mundo. Articulado, dinámico y seguro de sí mismo, fue un firme defensor de los intereses del Tercer Mundo, la necesidad de un nuevo orden económico internacional y la necesidad de poner fin al apartheid en Sudáfrica. Poco después de su nombramiento, desafió una declaración de Henry Kissinger de que el sistema económico internacional había funcionado bien y argumentó que los países en desarrollo no se habían beneficiado de él. Hizo hincapié en la importancia de una mayor cooperación Norte-Sur y desempeñó un papel importante como miembro de la Comisión Independiente sobre Asuntos de Desarrollo Internacional, la Comisión Brandt. Tenía un profundo compromiso con los derechos humanos y se desempeñó como miembro de la Comisión Internacional de Juristas a partir de 1970. Después del final de su mandato como secretario general de la Commonwealth en 1989, se desempeñó como director de la Unión Mundial para la Naturaleza y jugó un papel importante en la Cumbre de la Tierra en 1992. Su libro Nuestro País, el Planeta (1992), publicado justo antes de la Cumbre, expresa su compromiso con las causas de la reforma económica internacional y la protección del medio ambiente. En total, se desempeñó en cinco comisiones internacionales sobre desarrollo global y medio ambiente.

Ramphal se unió a muchas de las principales organizaciones internacionales legales, políticas, económicas y humanitarias. Recibió títulos honoríficos de universidades de todo el mundo y premios de varios gobiernos nacionales. Aunque recibió el título de caballero en 1970, prefirió el título simple de "Sr." Se casó con Lois Winifred Ramphal (de soltera King) en 1951, una enfermera a quien conoció mientras estudiaba en Londres. Tuvieron cuatro hijos, dos hijos y dos hijas.

Otras lecturas

Todavía no hay una biografía de Ramphal ni un relato detallado de su trabajo como secretario general de la Commonwealth. Sin embargo, Un mundo para compartir (1979), que es una selección de sus discursos como secretario general de 1975 a 1979, y Humanidad inseparable (1989), una selección de discursos y ensayos de 1971 a 1987, tiene mucho material relevante sobre sus puntos de vista sobre los principales problemas internacionales. Además de estos y Nuestro País, el Planeta (1992), tenía otras dos publicaciones: Nkrumah y los años ochenta (1980) y Soberanía o solidaridad (1981), en el que argumentó que la soberanía nacional debería ceder ante la solidaridad internacional. □