Movimiento por reformas democráticas

El 1 de julio de 1991, nueve conocidos colaboradores cercanos de Mikhail Gorbachev, presidente de la URSS, y Boris Yeltsin, presidente de la República Socialista Federada Soviética de Rusia (RSFSR), pidieron el establecimiento de un Movimiento de Reforma Democrática para unir a todos aquellos que apoyaron los derechos humanos y un futuro democrático para la URSS. La apelación fue firmada por Arkady Volsky, Gavril Popov, Alexander Rutskoi, Anatoly Sobchak, Stanislav Shatalin, Eduard Shevardnadze, Alexander Yakovlev, Ivan Silayev y Nikolai Petrakov. Respaldó el desarrollo de una economía de mercado y el mantenimiento de la URSS de alguna forma, y ​​declaró que en septiembre se convocaría un Congreso fundador para decidir si se forma o no un partido político.

Alexander Yakovlev explicó que el movimiento buscaba superar la resistencia del aparato del Partido a la democratización del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS), y apeló abiertamente a los comunistas reformistas para que se unieran al movimiento. El presidente Gorbachov apoyó su formación (muchos creían que se había establecido para proporcionarle una base política alternativa en caso de una división formal en el PCUS). El Comité Central del PCUS se mostró escéptico ante el movimiento y los comunistas en el ejército lo atacaron abiertamente.

Después del fallido golpe contra el presidente Gorbachov en agosto de 1991, los líderes del movimiento fueron nombrados para importantes cargos políticos que buscaban llenar el vacío creado por la disolución del PCUS y reclutaron abiertamente a líderes reformistas del Partido, así como a miembros de las "fuerzas armadas". complejo industrial."

El Congreso fundador del movimiento se convocó finalmente en diciembre de 1991, pocos días después del colapso de la URSS y la formación de la Comunidad de Estados Independientes (CEI). El Congreso pidió la formación de una amplia coalición de movimientos y partidos democráticos, respaldó las reformas del mercado, buscó el apoyo de los empresarios emergentes y apoyó a la CEI con algunas dudas.

En febrero de 1992, el movimiento original fue reemplazado por el Movimiento Ruso para la Reforma Democrática (RMDR), y Gavril Popov fue elegido presidente. En junio de 1992 dimitió de su cargo de alcalde de Moscú para dedicar más tiempo al desarrollo del movimiento como "oposición democrática" al régimen de Yeltsin.

La RMDR se volvió cada vez más crítica de las políticas económicas del régimen de Yeltsin en 1992 y 1993. Nominó a un número significativo de candidatos para las primeras elecciones a la duma estatal en diciembre de 1993. Aunque respaldó gran parte de la nueva Constitución, fue muy crítico con la crecimiento de la burocracia, el proceso de privatización y el poder continuo de los comunistas nomenclatura. Abogaba por una fuerte reducción de la burocracia, la descentralización del poder económico, la distribución de la tierra a todos los ciudadanos, los controles locales sobre la energía y una clara demarcación de autoridad entre presidente, parlamento y gobierno. Recibió casi el 9 por ciento de los votos en San Petersburgo, pero no logró obtener el 5 por ciento de los votos necesarios para la representación en la duma estatal.

Después de las elecciones de diciembre de 1993, la RMDR atacó repetidamente todo el modelo de reforma del régimen de Yeltsin y buscó socios para establecer una oposición democrática efectiva. En septiembre de 1994 formó una alianza con Rusia Democrática y en 1995 trabajó con otras organizaciones similares para crear una Unión Socialdemócrata (SDU) para disputar las elecciones de 1995. Después de la derrota de la SDU en las elecciones, la RMDR desapareció de la vista del público.