Marie espíritu leon walras

La economista francesa Marie Esprit Léon Walras (1834-1910) influyó en la teoría económica moderna con su descubrimiento de la teoría del equilibrio general, que fue diseñada para incluir dentro de un único modelo lógicamente coherente las teorías del intercambio, la producción, el capital y el dinero.

Léon Walras nació en Évreux en Normandía, hijo del economista Auguste Walras, quien se vio obligado por la baja estima en la que se tenía la economía en Francia en su día a desperdiciar su talento en el desempeño de funciones administrativas dentro del sistema educativo centralizado francés. . Auguste prometió hacer realidad su preciada ambición de renovar la economía y colocarla sobre una base científica firme a través de su hijo. Esto es precisamente lo que finalmente hizo Léon.

Carrera como economista

La iniciación de Léon en la economía fue tardía, vacilante y singularmente poco propicia. Fue autodidacta, y no tuvo a nadie más que a su padre para guiar sus primeros pasos, ya que hasta la década de 1870 no había ninguna disposición en el plan de estudios de las universidades francesas para formar economistas profesionales. Para satisfacer a sus padres, ansiosos por verlo asegurado en una carrera reconocida, se matriculó en la Escuela de Minas de París en 1854 después de fallar dos veces, por falta de matemáticas adecuadas, para obtener la admisión en la prestigiosa Escuela Politécnica. Al encontrar la ingeniería de mal gusto, descuidó sus estudios y nunca se convirtió en ingeniero de minas. En cambio, escribió novelas (Francis Sauveur y la carta), pero en 1858 su padre lo persuadió de que abandonara sus actividades literarias y se convirtiera en economista.

Con esto en mente, Walras probó suerte primero en el periodismo, luego como empleado en el personal administrativo de una compañía ferroviaria, luego como gerente de un banco para cooperativas y finalmente como secretario en un banco privado, hasta que fue llamado en 1870 para ocupar una cátedra recién fundada en economía política en la Academia (más tarde la Universidad) de Lausana en Suiza. Debió este llamado a sus primeras publicaciones económicas en forma de libro y revista, y particularmente a su participación en un Congreso Internacional sobre Tributación celebrado en 1860 en Lausana, donde había impresionado a Louis Ruchonnet, un joven abogado destinado a convertirse en un destacado estadista suizo.

En los años de formación anteriores a Lausana, la atención de Walras se había dedicado casi exclusivamente a elaborar principios normativos inspirados principalmente en las ideas de su padre. En Lausana, sin embargo, donde pudo recurrir a la ayuda de sus colegas matemáticos, comenzó sistemáticamente a sentar bases teóricas para las propuestas de políticas de su padre y de su propia mascota. Estas propuestas apuntaban a una regeneración "socialista" de la sociedad a través de la nacionalización de la tierra a ser adquirida por recompra y mediante la propiedad estatal de aquellas empresas que no podrían operar en condiciones de competencia perfecta. El propósito subyacente de su modelo matemático era definir los límites dentro de los cuales la libre empresa podía contribuir al máximo bienestar social. También abogó por un esquema para la estabilización a largo plazo del poder adquisitivo del dinero por medio de una moneda token de plata reguladora.

En el curso del desarrollo de su teoría pura, Walras utilizó su teoría de la utilidad marginal de forma independiente, pero tardíamente, descubierta para derivar con más rigor que cualquiera de sus precursores la relación entre la función de utilidad y la función de demanda. Su teoría de la producción, o de la determinación de los precios de los servicios de producción, presagió la concepción moderna de la programación lineal. Su teoría de la formación de capital se formuló como una teoría de la determinación de los precios de los bienes de capital. Su teoría del dinero representó un intento heroico de integrar el sector monetario con el sector real de la economía en lugar de considerarlos como entidades dicotomizadas. El concepto de "saldos de efectivo deseados", que utilizó en su declaración definitiva de la teoría monetaria, anticipó en gran medida el enfoque keynesiano de preferencia de liquidez.

La aparición de la primera edición de Walras's Éléments d'économie politique pure (1874-1877) marcó un acontecimiento importante en la "revolución marginal" de la década de 1870. A pesar de toda su novedad, su contribución se mantuvo aún dentro de la tradición clásica. Sin embargo, se inspiró directamente en la mecánica celeste. Haciendo uso de los modelos y métodos de los primeros economistas matemáticos, especialmente AN Isnard y AA Cournot, creó una teoría bien definida de una red de mercados interrelacionados que sólo había sido percibida de manera vaga e intuitiva por sus predecesores clásicos.

En 1892 Walras se retiró de la docencia. Además de producir su tercera y cuarta ediciones sustancialmente revisadas de los Éléments en 1896 y 1900, publicó dos volúmenes de artículos recopilados: Estudios de economía social (1896), que trata principalmente de la distribución considerada desde un punto de vista normativo; y el Estudios de Economía Política Aplicada (1898), que contiene aplicaciones de su teoría a la política monetaria y la organización de la producción. Desde su muerte en 1910, su renombre como innovador de las tendencias modernas en la teorización económica nunca ha dejado de crecer.

Otras lecturas

La obra principal de Walras fue traducida por William Jafféas Elementos de la economía pura (1954). La principal fuente de material biográfico sobre Walras es William Jaffé ed., Correspondencia de Léon Walras y artículos relacionados (3 vols., 1965). Joseph A. Schumpeter, Historia del análisis económico (1954), contiene el resumen más accesible de la teoría de Walras y se recomienda como antecedentes históricos. Más discusiones técnicas sobre el modelo walrasiano están en Don Patinkin, Dinero, intereses y precios: una integración de la teoría monetaria y del valor (1956; 2ª ed. 1965); Robert E. Kuenne, La teoría del equilibrio económico general (1963); y Bent Hansen, Sistemas de equilibrio general (1970).

Fuentes adicionales

Jaffé, William, Ensayos de William Jaffé sobre Walras, Cambridge Condado de Cambridge; Nueva York: Cambridge University Press, 1983.

Léon Walras: valoraciones críticas, Londres; Nueva York: Routledge, 1993. □