Manzano, juan francisco

do. 1797
1853

Nacido durante un boom azucarero que estaba transformando a Cuba en la colonia esclavista más valiosa del mundo, Juan Francisco Manzano se convirtió no solo en un célebre poeta, sino también en el autor de la única autobiografía jamás escrita por un esclavo latinoamericano que se publicó antes de la Emancipación. Aprendió a leer y escribir mientras servía como esclavo doméstico en los hogares urbanos de la nobleza titulada de la isla. Publicó sus primeros versos, Poesías líricas, en 1821. Su talento atrajo la atención de Domingo del Monte, el intelectual más influyente de la isla, y en 1836, después de escuchar a Manzano recitar "Mis treinta años", un conmovedor soneto personal, del Monte y miembros de su círculo literario recaudaron una suma equivalente a $ 800 para comprar la libertad de Manzano a María de la Luz de Zayas.

Animado por del Monte, Manzano había comenzado a escribir su autobiografía el año anterior. Solo ha sobrevivido la primera de las dos partes del manuscrito completo. En 1839, del Monte entregó una versión editada en español de cincuenta y dos páginas de la primera parte a Richard Robert Madden, un funcionario británico visitante y abolicionista, quien aprovechó las palabras de Manzano para promover la cruzada internacional contra la esclavitud. En Gran Bretaña, Madden tradujo el manuscrito junto con muestras de la poesía de Manzano para su publicación. Presentó la historia de Manzano en 1840 como "la imagen más perfecta de la esclavitud cubana que jamás se haya dado al mundo". Madden describió a un esclavo humilde e inequívoco que sufría una constante humillación y degradación por parte de los blancos, aunque, en verdad, simplificó la descripción más complicada de Manzano de sí mismo y de su mundo insular al omitir y reordenar pasajes en el manuscrito español. No fue sino hasta 1937, después de que la biblioteca nacional de Cuba compró una copia manuscrita de la primera parte de la autobiografía que alguna vez fue propiedad de Del Monte, se publicó por primera vez una edición en español del manuscrito.

Manzano habla de las "vicisitudes" de la vida, mientras sus fortunas oscilan entre maestros y amantes de diferente temperamento. La marquesa de Jústiz de Santa Ana (Beatriz de Jústiz y Zayas) adoraba a Manzano en su primera juventud como si fuera su propio hijo. Su posterior amante, la marquesa de Prado-Ameno (María de la Concepción Aparicio del Manzano y Jústiz), lo brutalizó caprichosamente. Por varios traspiés, Manzano sufrió azotes, golpizas, rapaduras de cabeza, encarcelamiento en cepo o cárceles improvisadas y transporte al campo por un tramo de dificultades en una plantación de azúcar. Expresó sentimientos ambivalentes por aquellos por encima y por debajo de él en la jerarquía de colores graduados de Cuba. Practicaba el catolicismo y, aunque tendía a identificarse con la cultura blanca, seguía apegado amorosamente a los miembros de su familia mestiza, de los que a menudo se distanciaba. Mientras recibía castigo en el campo, Manzano se sintió abandonado, como "un mulato entre negros". Se casó dos veces, primero con una mujer de piel más oscura (Marcelina Campos). Su segundo matrimonio en 1835 con una mujer libre de color (María del Rosario) provocó la disidencia de sus parientes, quienes se quejaron de que la condición de esclavo de Manzano y su fenotipo más oscuro lo hacían indigno.

Anticipando que algún día obtendría su "derecho natural" a la libertad, Manzano desarrolló conscientemente las habilidades de un artista, sastre, chef y artesano. La creación de poesía ayudó a aliviar las cargas de un hombre intelectual delicado, y en sus esfuerzos artísticos, adquirió una medida sustancial de autoredención de la muerte social de la esclavitud. De hecho, termina la primera parte del manuscrito en rebelión contra su trato abusivo, huyendo a La Habana en una montura robada. En 1844, funcionarios españoles arrestaron a Manzano junto con miles de otras personas de color bajo sospecha de estar involucrados en la supuesta conspiración revolucionaria de La Escalera. Permaneció en la cárcel durante aproximadamente un año, una experiencia represiva que parece haber silenciado su voz creativa.

Véase también Autobiography, Estados Unidos; Literatura

Bibliografía

Manzano, Juan Francisco. The Autobiography of a Slave; Autogiografía de un esclavo: A Bilingual Edition. Traducido por Evelyn Picon Garfield. Detroit: Prensa de la Universidad Estatal de Wayne, 1996.

Mullen, Edward J. Vida y poemas de un esclavo cubano: Juan Francisco Manzano, 1797–1854 [sic]. Hamden, Connecticut: Archon Books, 1981.

robert l. paquete (2005)