Juan Zorrilla de San Martín

Juan Zorrilla de San Martín (1855-1931), poeta y periodista uruguayo, fue declarado poeta nacional de su país. Su obra se caracteriza por la pasión y el vigor patriótico y por un gran sentimiento por un pasado romantizado.

Juan Zorrilla nació en Montevideo el 28 de diciembre de 1855. Sus padres eran naturales de España y católicos muy devotos; mantuvo ambas lealtades durante toda su vida. Estudió en el colegio (escuela primaria) de la orden jesuita en Santa Fé, Argentina, y el colegio de los Padres Bayon en Montevideo. Su padre lo envió a estudiar derecho en la Universidad Nacional de Santiago de Chile, porque el ambiente anticatólico de Montevideo en ese momento ofendía a su familia.

Zorrilla comenzó a escribir poesía y prosa nacionalistas y patrióticas mientras estaba en Santiago. Su primera epopeya en prosa, Ituzaingó (1874), conmemoró una batalla de ese nombre, librada en 1828, que fue vital para la independencia uruguaya. Él y otros estudiantes escribieron para una revista literaria, Estrella de Chile, que apareció con poca frecuencia. Primera colección de Poemas de Zorrilla, Notas de un himno (1876), recibió elogios de la crítica.

En 1877 Zorrilla recibió su título de abogado. Al año siguiente regresó a Montevideo y fue nombrado juez de paz, cargo que ocupó durante 6 meses. Fundó y se convirtió en editor de El Bien Público, un periódico proclerical, que utilizó parcialmente como base para atacar la dictadura de Máximo Santos. Zorrilla's La leyenda pátria (1879) es un poema lírico en alabanza a su nación, y Jesuitas (1879) es una colección de ensayos en apoyo de esa orden religiosa. En 1880 obtuvo la cátedra de literatura general en la Universidad de Montevideo por un competencia (solicitud competitiva), y también se convirtió en instructor de derecho natural en el Liceo Universitario de la ciudad. Santos finalmente ordenó que se retirara a Zorrilla de sus puestos docentes y lo acosó; huyó a Buenos Aires en 1885 y permaneció allí hasta 1887 cuando Santos dimitió.

Zorrilla pasó siete años trabajando en Tabaré (1888), un poema épico en tres libros. Esta importante pieza, publicada en París, relata la lucha por la supervivencia del modo de vida indígena de la región y su eventual exterminio. Lo consagró en el mundo literario español como un gran escritor; la leyenda fue posteriormente contada en ópera por el compositor español Tomás Bretón. Zorrilla fue elegido miembro de la Academia de la Lengua de Madrid como corresponsal individual.

La carrera de Zorrilla en los asuntos públicos comenzó en este momento. Sirvió brevemente en la Cámara de Diputados después de ser elegido en 1888. En 1891 fue nombrado ministro plenipotenciario en España; mientras estuvo en Madrid participó activamente en la vida intelectual de la ciudad y en el 400 aniversario del descubrimiento de América por Colón. Zorrilla viajó mucho por Europa y se desempeñó brevemente como encargado de negocios en París.

En 1898 Zorrilla regresó a Montevideo, retomó la dirección editorial de El Bien Público, y ganó la cátedra de derecho internacional y público en la universidad. En 1903 ocupó brevemente el cargo de jefe de la Oficina de Emisión de Moneda del Banco de la República. El año 1910 fue el centenario de la declaración de independencia de Uruguay de José Artigas; por encargo del gobierno, Zorrilla publicó La epopeya de Artigas.

Más tarde en la vida, Zorrilla fue honrado por el Papa por su servicio y lealtad a la Iglesia y por sus actividades católicas. Mientras era presidente del Club Católico Oriental de Montevideo, Zorrilla también mantuvo sus actitudes profundamente proespañolas. Habiendo enviudado dos veces, dejó 13 hijos vivos a su muerte en Montevideo el 4 de noviembre de 1931.

La obra de Zorrilla fue ampliamente aclamada por su lirismo, dedicación a los valores del hispanismo católico y fervor patriótico. Su obra no fue abstractamente romántica, sino que buscaba relatar las glorias de una era de heroísmo e idealismo. Combinó historia y creatividad en forma de leyenda y se convirtió en un portavoz principal de los estándares conservadores y tradicionales contra los estándares populistas y modernizadores que barrieron el país durante su vida.

Otras lecturas

Zorrilla's Tabaré: una leyenda india de Uruguay (trad. 1956) tiene una introducción y un prólogo biográfico de Enrique Anderson-Imbert. Anderson-Imbert's Literatura hispanoamericana: una historia (1954; trad. 1963; 2a ed., 2 vols., 1969) también analiza Zorrilla y se recomienda para antecedentes históricos generales. □