Felipe herrera lane

Felipe Herrera Lane (nacido en 1922), un banquero y economista chileno, se convirtió en uno de los principales arquitectos del desarrollo económico debido a su posición clave como presidente del Banco Interamericano de Desarrollo.

Felipe Herrera nació en Valparaíso, Chile, el 17 de junio de 1922. Aunque originalmente estaba destinado a la carrera militar, no completó sus estudios en la Escuela Militar sino que se trasladó a la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile en Santiago. Recibió su título en 1946 y se convirtió en abogado del Banco Central de Chile, continuando una relación iniciada en 1943, cuando era empleado del departamento legal del banco. Se casó con Rosa Alamos en junio de 1947. En 1961 se volvió a casar con Inés Olmo.

Economista exitoso

Aunque Herrera mantuvo durante un tiempo una práctica de derecho privado, sus principales energías pronto se centraron en los asuntos bancarios y económicos. Se había interesado en el estudio de la economía mientras estaba en la universidad y, a través de sus estudios allí y en la London School of Economics, se preparó para una segunda y simultánea carrera como profesor de economía. Entre 1947 y 1958 enseñó regularmente política fiscal y monetaria. También tuvo una breve carrera en la política, como subsecretario de Economía y Comercio (1952) y ministro de Hacienda (1953) en la administración de Carlos Ibáñez.

En 1953 Herrera regresó al Banco Central como su gerente general. Continuó ocupando ese puesto durante los siguientes 5 años, aunque se involucró cada vez más en los asuntos económicos internacionales. Al principio fue el representante de su nación ante el Banco Mundial (Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento) y ante el Fondo Monetario Internacional (FMI). En 1958 se convirtió en director ejecutivo del FMI para Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador, Paraguay y Uruguay.

Banco Interamericano de Desarrollo

Con la creación, en 1960, del propio banco del hemisferio occidental, el Banco Interamericano de Desarrollo, Herrera alcanzó un punto culminante en su carrera. Fue elegido su presidente y luego reelegido, por períodos de cinco años, en 5 y 1964. Aceptado, en un grado considerable, tanto por los "monetaristas" como por los "estructuralistas", intentó crear un "banco de ideas", como así como una agencia de préstamos. Como director de una institución que fue superada solo por el Banco Mundial como prestamista internacional, influyó en toda una generación de economistas latinoamericanos y desempeñó un papel clave en la determinación del curso del desarrollo económico latinoamericano.

En octubre de 1970, Herrera dimitió repentinamente para retomar su puesto de profesor en la universidad, de modo que pudiera estar en condiciones, si eso resultaba deseable, de participar en las "aspiraciones generales" de su país bajo el gobierno de Salvador Allende Gossens. Murió en 1996 de causas naturales.

Otras lecturas

Las opiniones de Herrera sobre algunos de los problemas económicos de América Latina se pueden encontrar en su El Banco Interamericano: Instrumento para el desarrollo latinoamericano (1962); Su carrera como ministro de Hacienda de Chile se relata brevemente en Albert O. Hirschman, Viaje hacia el progreso: estudios de formulación de políticas económicas en América Latina (1963); Para una breve descripción de su trabajo para el banco y los antecedentes de la Alianza para el Progreso, ver Jerome Levinson y Juan de Onis, La Alianza que Perdió su Camino: Informe Crítico sobre la Alianza para el Progreso (1970).

Verde, Robert. "Muere el economista chileno Felipe Herrera a los 74 años". Reuters Ltd., 18 de septiembre de 1996. □