Familia Condé

FAMILIA CONDÉ. La principal casa aristocrática de antiguo régimen Francia, los Condé eran una rama cadete de la dinastía borbónica que gobernó Francia desde 1589 hasta la Revolución. El título deriva del principado de Condé-sur-l'Escaut en Flandes que, con el señorío de Enghien en la Île-de-France, fue la dote que François de Bourbon, conde de Vendôme recibió de su esposa, Marie de Luxembourg. , en 1487. Entonces, como más tarde, la familia Condé dependía de matrimonios ricos para su supervivencia. François de Bourbon fue el fundador de la dinastía Condé, cuyas fortunas llegaron a reflejar las de la propia monarquía francesa.

En el siglo XVI, la familia Condé fue el epítome del "deber" entre los príncipes aristocráticos de liderar la oposición a la corona francesa. Luis I de Borbón, primer príncipe de Condé (1530-1569), el heredero varón más joven de Carlos de Borbón, duque de Vendôme (m. 1538) y Françoise d'Alençon, creció bajo la sombra de la revuelta de su tío, el condestable de Borbón. Un afortunado matrimonio con Eleonore de Roye, sobrina del condestable Anne de Montmorency, en 1551 le trajo tierras en Picardía y Brie y puestos destacados en los ejércitos reales. Su conversión al protestantismo y la influencia de su tío, Gaspard de Coligny, llevaron a su surgimiento como líder político del protestantismo francés. Al mismo tiempo, la muerte del rey francés Enrique II (gobernado entre 1547 y 1559) inició una década de gobierno de la minoría real en la que Condé defendió los derechos de los príncipes de la sangre contra la aristocrática casa rival de Guisa. En 1560, la mano de Condé se hizo evidente en un complot organizado para que un grupo de nobles descontentos arrebatara el control del joven rey Francisco II (gobernó entre 1559 y 1560), conocido como la Conspiración de Amboise. Condé fingió indignación pero fue juzgado y condenado por traición, haciendo su primera declaración pública de protestantismo mientras estaba en prisión. La muerte del rey, cinco días antes de su ejecución, le salvó la vida y pasó a desplegar sus extraordinarias energías y audacia para movilizar un ejército, en parte en torno a su afinidad aristocrática, proclamando el deber de un príncipe de liberar a un joven rey encadenado. y proteger la libertad de practicar la fe verdadera en las primeras guerras civiles (1562-1563; 1567-1568; 1568-1570). Los líderes pensantes del movimiento protestante desconfiaban en privado de su aventurerismo y deploraban sus infidelidades matrimoniales, pero lamentaban públicamente su muerte en la batalla de Jarnac, cerca de Angulema, en 1569. Su hijo, Enrique I de Borbón, segundo príncipe de Condé (1552-1588) Siguió los pasos de su padre, devorando la considerable riqueza de su esposa, Charlotte-Catherine de La Trémoille, para financiar su accidentada carrera como "gobernador y protector" de las iglesias protestantes francesas en la década de 1570 antes de ser eclipsado por los formidables talentos políticos y militares. de su primo, Enrique de Navarra (más tarde Enrique IV de Francia [gobernó entre 1589 y 1610]).

La llegada de Enrique IV al trono francés en 1589 cambió la dinámica de las relaciones de la familia Condé con la corona, pero no de inmediato. Enrique II de Borbón, tercer príncipe de Condé (1588-1646) sólo disfrutó de la preeminencia de ser heredero al trono durante su infancia. Relegado a una posición subordinada por el nacimiento del futuro Luis XIII (reinó de 1610 a 1643) en 1601 y el del primer príncipe de sangre Gaston d'Orléans en 1608, regresó a las tradiciones familiares de rebelión (aunque despojado de protestantes afiliaciones (terminó con su vida en oposición a los hugonotes y a los jansenistas) en 1615 antes de ser arrestado y encarcelado durante tres años. Solo después de 1626 se hicieron evidentes los frutos de una estrecha cooperación con una autoridad real fortalecida. Su matrimonio con Charlotte-Marguerite de Montmorency en 1609 lo llevó finalmente a ser recompensado por Luis XIII y el cardenal Richelieu por su lealtad con la mayor parte de la vasta riqueza de Montmorency, luego de la revuelta y ejecución de su hermano, Enrique II de Montmorency en 1632. Como Katia Béguin ha demostrado recientemente que los elementos esenciales de la fortuna terrateniente, la clientela y la autoridad de Condé se consolidaron en esta coyuntura.

Luis II de Borbón, cuarto príncipe de Condé (1621-1686) se ganó la reputación de "le Grand Condé" o "le Héros" en el campo de batalla, aunque sus tutores jesuitas ya habían descubierto el agudo intelecto de un estudiante que sabía escribir y hablar. latín elegante, además de demostrar más dominio de la historia, las matemáticas y el derecho de lo que se esperaba de un príncipe aristocrático. Su precoz carrera militar quedó inmortalizada al principio de la victoria sobre las fuerzas españolas en Rocroi en 1643, y pasó a demostrar su considerable capacidad estratégica y su obstinada determinación en agotadoras campañas en Renania y Flandes, siendo su éxito en este último crucial para asegurar el cumplimiento español de las condiciones de paz en Westfalia en 1648. Su lealtad en los primeros años de la Fronda (1648-1649) resultó fundamental. Su posterior e ingeniosa resistencia al cardenal Mazarino, que lo llevó al encarcelamiento, la revuelta y el exilio (1650-1659), resultó ser una lección objetiva para el joven Luis XIV sobre cómo manejar, pero también refrenar, las pretensiones de un príncipe de la sangre. Después de la muerte de Mazarin, Condé se convirtió en el perfecto cortesano, un entusiasta mecenas de las letras y un general leal.

Los extensos patrones de clientela de la casa Condé disfrutaron de una notable estabilidad y continuidad durante el resto de la ancien régime, especialmente bajo Henri-Jules de Bourbon, quinto príncipe de Condé (1643-1709). El último de la casa de Condé fue Louis-Henri-Joseph de Bourbon (1756-1830), que murió en circunstancias misteriosas, colgado de la ventana de su castillo en St-Leu. El castillo de Chantilly, al norte de París, reconstruido a finales del siglo XIX, contiene muchos de los monumentos de la familia y sus archivos.