Construcción de barcos

Tecnología Marítima . Los barcos y los barcos siempre fueron una tecnología crucial en el antiguo Egipto porque el río Nilo unía a Egipto y el imperio tenía largas costas en el Mar Mediterráneo y el Mar Rojo. Las embarcaciones eran un tema importante en el arte egipcio. En los períodos predinástico y faraónico, pinturas y modelos extraordinariamente detallados hacen que los estudiosos estén mejor informados sobre la construcción real de barcos egipcios que sobre cualquier otra tradición náutica antigua antes del período grecorromano. Aún mejores que esta documentación artística, sin embargo, son los restos reales de barcos egipcios, que se conocen de las dinastías 1, 4 y 12, así como del período persa. A diferencia de la mayoría de los barcos o barcos antiguos, los restos de barcos egipcios se han descubierto en tierra, no en excavaciones submarinas. Los botes egipcios o fragmentos de botes que se conocen son en su mayoría funerarios, diseñados para acompañar a una persona muerta al otro mundo. Como tales, probablemente difieran en muchos detalles de los barcos en funcionamiento de la época, pero hay buenas razones para pensar que también duplican gran parte de la tecnología básica que se habría utilizado en cualquier gran barco de madera.

Herodoto describe la construcción de un barco egipcio

En el siglo V a. C., el historiador griego Herodoto, en el curso de la investigación de su gran historia de las guerras entre Grecia y Persia, visitó Egipto, entonces una provincia del Imperio persa. Herodoto estaba fascinado con todos los aspectos de la historia de Egipto y con las formas de vida de la gente de Egipto, y muchas de sus descripciones de las cosas que vio se encuentran entre las fuentes más valiosas de la historia de Egipto. En un pasaje fascinante, Herodoto describe la construcción de un tipo particular de barco de carga egipcio, llamado "baris".

Los barcos con los que transportan carga están hechos de acacia. Cortando tablas de dos codos (aproximadamente tres pies) de esta acacia, construyen el casco como una capa de ladrillos de la siguiente manera: golpean las tablas de dos codos de largo sobre espigas grandes espaciadas estrechamente (es decir, clavijas planas) de madera), y cuando han construido el casco de esta manera, colocan las vigas de cubierta por encima (al nivel de la cubierta). No usan marcos (es decir, costillas); y amarran los cascos desde el interior con papiro (cuerdas). Hay un remo de dirección, que pasa a través de la tabla inferior. Usan mástiles de acacia y velas de papiro. Estos barcos no pueden navegar río arriba si el viento no es fuerte, por lo que son remolcados desde tierra. Hay muchos de estos barcos, y algunos transportan muchas toneladas.

Fuente: La Historia: Herodoto, traducido por David Grene (Chicago: University of Chicago Press, 1988), p. 170.

El barco real de Keops (Keops) . El barco más grande y mejor conservado de la antigüedad es el barco funerario de Khufu (Keops), el constructor de la Gran Pirámide de Giza. Este barco, que mide unos 150 pies de largo y está construido principalmente de cedro libanés importado, fue encontrado en la década de 1950 desarmado en un pozo sellado junto a la pirámide. Estaba en muy buenas condiciones y fue reconstruida y exhibida en un museo especial cerca de la pirámide, donde se puede ver hoy. Lo notable del barco de Khufu, que comparte con la mayoría de las embarcaciones egipcias antiguas, es que no estaba clavado como lo estaría un barco de madera moderno, ni estaba ensamblado con clavijas de madera, como los griegos y romanos habían construido sus barcos. . Más bien, el barco de Khufu fue literalmente cosido por medio de cuerdas pesadas que fueron pasadas a través de canales cortados en las superficies internas de las tablas. Este tipo de construcción fue extremadamente longevo en Egipto; hay evidencia de que sobrevivió hasta el período grecorromano, posiblemente incluso hasta la Edad Media temprana. La técnica egipcia de construcción de vasijas "cosidas" era bastante práctica por muchos motivos. El mantenimiento se simplificó: las piezas dañadas se podían quitar más fácilmente que en un barco que estaba clavado o fijado. Un barco "cosido" se podía desmontar y volver a armar con un mínimo de herramientas especiales, lo que era una ventaja en el transporte terrestre de barcos. Recuerde que para llevar sus barcos desde el río Nilo hasta el mar Rojo, los egipcios,

como Henenu, desmontaba un barco, lo transportaba en pedazos por el desierto y luego lo volvía a armar en la costa del Mar Rojo.

Otras embarcaciones egipcias. Los eruditos conocen otros barcos egipcios de la dinastía 1. Estos barcos, que fueron enterrados en un cementerio real, también estaban destinados a acompañar a un faraón al otro mundo. La excavación de estos barcos apenas ha comenzado, pero parece que, al igual que el barco de Khufu, estos barcos estaban amarrados. Una característica inusual de los barcos es que parecen haber tenido haces de juncos sujetos entre las tablas para que actuaran como calafateo. Aparte de estas vasijas completas, se han descubierto fragmentos de madera en un cementerio no real que se trabajaron de formas que recuerdan fuertemente las técnicas que se utilizaron en la construcción de la vasija de Khufu. Si bien no se sabe con certeza si estos tablones en particular provienen de barcos, sí muestran que las técnicas que se utilizaron en la vasija de Khufu estaban en uso ya en la Dinastía 1, y bien pueden ser mucho más antiguas. Se conocen otros cuatro barcos intactos de la dinastía 12, todos excavados en el sitio egipcio de Dahshur. Estos recipientes, como el barco de Khufu, se cosieron juntos, aunque la técnica era algo diferente. Finalmente, un barco que data del período persa, descubierto cerca de El Cairo, muestra una interesante mezcla de construcción de casco de estilo griego y egipcio nativo.