Congreso de panamá

El Congreso de Panamá, celebrado en 1826, tenía la intención de formar una unión entre las repúblicas hispanoamericanas recién independizadas. Simón Bolívar emitió una circular el 7 de diciembre de 1824 convocando a una reunión para formar una confederación. El 23 de abril de 1825, un periódico de Washington, DC publicó un artículo que contenía una agenda que incluía una discusión de los derechos neutrales, cuyos tres principios esenciales son: los barcos libres hacen bienes gratis (los bienes pertenecientes a un beligerante se consideran neutrales si están en buque); contrabando limitado (es decir, aquellos bienes que un neutral no puede comerciar con un beligerante y aún así permanece neutral); y una definición estricta de bloqueo legal (debe haber una certeza razonable más que una posibilidad razonable de captura). El secretario de Estado Henry Clay había sido durante mucho tiempo un defensor de la cooperación panamericana. El presidente John Quincy Adams había sido escéptico, pero apoyó la idea de una convención de derechos neutral. Los ministros mexicano y colombiano a los Estados Unidos ofrecieron invitaciones no oficiales a los Estados Unidos, mencionando derechos neutrales. En mayo, el gabinete aprobó la asistencia estadounidense. En noviembre, Estados Unidos fue invitado formalmente.

En diciembre de 1825 Adams nombró a Richard C. Anderson, entonces ministro de Colombia, ya John Sergeant como ministros del Congreso de Panamá. Martin Van Buren encabezó la oposición en el Senado y presentó una resolución que declaraba inconstitucional la asistencia al Congreso. Sin embargo, el Senado rechazó la resolución el 14 de marzo de 1826. La Cámara de Representantes aprobó la misión el 22 de abril. Clay instruyó a los ministros a defender los derechos neutrales y la Doctrina Monroe e impedir el traslado de Cuba a otra potencia. Anderson murió en el camino y fue reemplazado por Joel R. Poinsett, pero la legación no llegó a Panamá hasta después del Congreso, en enero de 1827. El Congreso se reunió del 22 de junio al 15 de julio de 1826. Las naciones presentes acordaron formar una confederación y una ejército y marina combinados. Sin embargo, solo Colombia ratificó los acuerdos. La próxima reunión, programada para el año siguiente en Tacubaya, México, nunca se llevó a cabo.