Comité de control popular

El liderazgo soviético utilizó varias organizaciones para asegurar el cumplimiento popular de sus políticas, ideología y moralidad. Durante las décadas de 1920 y 1930, el Comité de Control Central del Partido aseguró la disciplina del Partido al verificar los pensamientos y acciones de los miembros y candidatos del Partido. Simultáneamente, Rabkrin (la Inspección de Trabajadores y Campesinos) utilizó a trabajadores y campesinos para supervisar a los administradores locales.

Josef Stalin subordinó gradualmente la Comisión de Control Central al Comité Central del Partido y, en última instancia, a él mismo. En 1923 lo fusionó con la Inspección de Trabajadores y Campesinos. Desde el principio, la Comisión Central de Control recibió un mandato amplio y vago, permitiendo excesos y abusos de poder. No solo investigó casos de desempeño laboral deficiente, incumplimiento de las cuotas de producción, corrupción o incluso embriaguez, sino que encontró violaciones según era necesario cuando comenzaron las purgas de Stalin durante la década de 1930.

Como parte de su campaña de desestalinización tras la muerte de Stalin en 1953, Nikita Khrushchev anunció que volvería a las raíces leninistas del partido. Manteniendo una estructura disciplinaria del Partido más dócil, Jruschov también recreó la Inspección de Trabajadores y Campesinos, ahora conocida como Comité de Control Partido-Estado (PSCC). Usando miles de voluntarios para complementar su pequeño personal permanente, el PSCC fue diseñado como una organización de base que trabaja para asegurar el cumplimiento de los planes quinquenales. En lugar de una vigilancia de arriba hacia abajo, Khrushchev vio a los Comités como una forma de canalizar la información a nivel de fábrica a los mejores planificadores, como reservas ocultas de bienes o recursos.

Tras la expulsión de Jrushchov en 1964, el comité pasó a llamarse en diciembre de 1965, convirtiéndose en Comité de Control del Pueblo. Continuó dependiendo de los voluntarios —unos diez millones en 1980— para monitorear las actividades gubernamentales y económicas. Además, el presidente del Comité, Alexander Shelepin, fue destituido, ya que los líderes del Partido temían que ocupara demasiados puestos poderosos a la vez. Fue sucedido por Pavel Kovanov, quien fue reemplazado por Gennadiy Ivanovich Voronov en 1971. Voronov fue reemplazado en 1974 por Alexei Shkolnikov.

Tras su elección como secretario general en 1985, Mikhail Gorbachev comenzó a reestructurar el PCC de acuerdo con su programa general de reformas. Nombró a Sergei Manykin para presidir el PCC en marzo de 1987. Entre los cambios ordenados se encontraba la reducción del número de inspecciones, porque eran disruptivas y de hecho contribuían a la ineficiencia. En 1989 la organización se reconfiguró como el Comité de Control Popular de la URSS bajo el recién constituido Soviet Supremo de la URSS. El personal profesional reemplazó a los voluntarios. En junio de 1989, Manyakin fue reemplazado por Gennady Kolbin, quien lanzó un ambicioso programa para vincular los informes de inspección con la legislación propuesta en el Soviet Supremo. Kolbin también buscó asegurarse de que los castigos se implementaran realmente, no se anularan mediante apelaciones a un patrocinador del partido.