Charskaya, lydia alexeyevna

(1875-1937); seudónimo de Lydia Alexeyevna Churilova; Novelista, poeta y actriz rusa.

Lydia Charskaya trabajó como actriz en el Teatro Alexandrinsky de 1898 a 1924. Entre 1901 y 1916 publicó alrededor de ochenta libros, varios de los cuales se convirtieron en bestsellers, el más popular de los cuales fue Princesa Dzhavakha (Knyazhna Dzhavakha, 1903).

Las novelas se dividen en cuatro categorías generales: historias de "instituto" que tienen lugar en internados para niñas de élite; novelas históricas sobre mujeres; novelas "autobiográficas" que siguen a la heroína desde el internado hasta la carrera; e historias de detectives y aventuras. El tema principal a lo largo de la mayoría de estas historias es la amistad entre niñas; las heroínas generalmente son niñas y mujeres independientes que buscan aventuras o algún tipo de diversión de la rutina de la vida cotidiana. Críticos posteriores han comentado que estas características explican en gran parte la gran popularidad de los libros entre las jóvenes de la Rusia de principios del siglo XX.

La reputación de Charskaya comenzó a desvanecerse después de 1912, cuando el crítico Kornei Chukovsky publicó un artículo en el que escribió que sus libros eran formulados, repetitivos y excesivos con respecto a las emociones femeninas. Dejó de publicar en 1916, y en 1920 Narkompros (Comisariado del Pueblo de la Ilustración) incluyó su trabajo en la lista de libros "prohibidos". Desde 1924 hasta su muerte en 1937 vivió en la pobreza, apoyada principalmente por amigos leales. Durante todo el período soviético, su trabajo fue considerado con desdén, aunque existe amplia evidencia de que las jóvenes continuaron leyendo sus libros en secreto, al menos durante la década de 1930. A finales de los años 1980 y 1990, el trabajo de Charskaya experimentó un renacimiento en Rusia, ya que varios de sus libros aparecieron en nuevas ediciones.