Catedral de cristo salvador

La Iglesia de Cristo Salvador tiene una historia de tres fases: construcción, demolición y reconstrucción. En 1812, después de la derrota de los ejércitos invasores de Napoleón en la Guerra de la Patria, el zar Alejandro I decretó que se construyera una iglesia en el nombre de Cristo Salvador en Moscú como símbolo de gratitud a Dios por la salvación de Rusia de sus enemigos. Los primeros planes requerían que se construyera una iglesia en Sparrow Hills, pero debido a la inestabilidad del terreno en la ubicación original, Nicolás I designó un nuevo sitio cerca del Kremlin en 1827. La construcción de la iglesia se completó bajo Alejandro II y la catedral fue consagrada en 1883, durante el reinado de Alejandro III. Algunos de los artistas y arquitectos más destacados de Rusia del siglo XIX trabajaron para hacer realidad el proyecto.

El Politburó de Josef Stalin decidió destruir la catedral y reemplazarla con un enorme Palacio de los Soviets, coronado con una estatua de Vladimir Lenin que empequeñecería la Estatua de la Libertad de Estados Unidos. En diciembre de 1931, la Iglesia de Cristo Salvador fue cubierta con explosivos y demolida; sin embargo, los planes para la construcción de un Palacio de los Soviets nunca se realizaron. La fundación se convirtió en una enorme piscina verde. La destrucción de la Iglesia de Cristo Salvador siguió el espíritu de la iconoclastia revolucionaria de finales de la década de 1910 y principios de la de 1920, cuando los bolcheviques derribaron los símbolos de la antigua Rusia. Pero la demolición de la catedral también fue parte de una alteración sin precedentes del paisaje de Moscú, que incluyó la destrucción de otras iglesias y la construcción del Metro de Moscú, supervisada por el Primer Secretario del Comité del Partido de Moscú, Lazar Kaganovich.

El proceso de resucitar la catedral demolida comenzó en 1990 con un llamamiento del Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rusa al gobierno ruso, solicitando que se otorgara permiso para reconstruir la iglesia en su sitio original. Este proyecto, encabezado por el Patriarca Alexei II y el alcalde de Moscú, Yuri Luzhkov, se completó en 1996 y la Iglesia de Cristo Salvador se consagró en 2000.