Acuerdos de Ginebra de 1954

Los acuerdos de Ginebra de 1954 fueron el resultado de una conferencia en Ginebra, Suiza, del 26 de abril al 21 de julio de 1954, que se centró principalmente en resolver la guerra entre las fuerzas francesas y las de la República Democrática de Vietnam (DRV), encabezada por el nacionalista comunista Ho Chi. Minh. La conferencia incluyó a representantes de Gran Bretaña, Francia, la República Popular China, la Unión Soviética, los Estados Unidos, la República Democrática del Congo, Laos, Camboya y el Estado de Vietnam (más tarde Vietnam del Sur). La discusión sobre el conflicto de Indochina comenzó el 8 de mayo, un día después de la derrota de la guarnición francesa en Dien Bien Phu por las fuerzas de DRV (Vietminh) subrayó la inutilidad del esfuerzo de guerra francés.

El Vietminh esperaba que su derrota de Francia condujera al establecimiento de un estado vietnamita unificado e independiente. Sin embargo, sus poderosos aliados soviéticos y chinos temían la intervención militar de Estados Unidos en Indochina y presionaron al Vietminh para que aceptara un acuerdo que dividiera Vietnam. El presidente de los Estados Unidos, Dwight D. Eisenhower, de hecho había considerado la intervención militar para evitar una victoria de Vietminh, pero después de concluir que los méritos de un ataque unilateral se veían superados por el mayor riesgo de una guerra global que preservaría el colonialismo francés en Indochina, su administración llegó a regañadientes aceptar un acuerdo negociado.

Los Acuerdos de Ginebra consistieron en acuerdos separados de alto el fuego para Camboya, Laos y Vietnam, así como una declaración final sin firmar. Las disposiciones más significativas dividieron temporalmente a Vietnam en el paralelo diecisiete, creando una zona norte bajo la autoridad de DRV y una región sur dominada por la Unión Francesa. Los acuerdos exigían que todas las fuerzas militares se retiraran a sus respectivas zonas en un plazo de trescientos días. Además, ninguna de las partes iba a formar alianzas militares, establecer bases militares extranjeras o complementar su ejército y armamento. Los acuerdos requerían elecciones nacionales en 1956 para reunificar el país y crearon una comisión internacional, compuesta por Canadá, India y Polonia, para hacer cumplir los acuerdos.

Dado que la administración de Eisenhower deseaba distanciarse de cualquier compromiso con las fuerzas comunistas, el secretario de Estado John Foster Dulles dio instrucciones a los diplomáticos estadounidenses de observar, en lugar de participar directamente, en las negociaciones de Ginebra. Cuando terminó la conferencia, Estados Unidos simplemente tomó nota de la existencia de los acuerdos y prometió no perturbarlos por la fuerza. Aunque los conservadores de Estados Unidos rápidamente condenaron los acuerdos para recompensar la agresión comunista, Eisenhower y Dulles razonaron que los acuerdos brindaban a Estados Unidos la oportunidad de construir un bastión capitalista anticomunista en el sudeste asiático libre de la mancha del colonialismo francés. Los funcionarios estadounidenses, entonces, habían rechazado implícitamente la intención de los acuerdos de que la partición fuera temporal mucho antes del 16 de julio de 1955, cuando el presidente de Vietnam del Sur, Ngo Dình Diem, canceló las elecciones de 1956 con el consentimiento de Estados Unidos.

Bibliografía

Anderson, David L. Atrapado por el éxito: la administración Eisenhower y Vietnam, 1953–1961. Nueva York: Columbia University Press, 1991.

Buzo, William J. Política de contención de Estados Unidos y el conflicto en Indochina. Stanford, California: Stanford University Press, 1994.

Gardner, Lloyd. Acercándose a Vietnam: desde la Segunda Guerra Mundial hasta Dienbienphu, 1941-1954. Nueva York: Norton, 1988.

H. MatthewLoayza